CONCURSO CUIDAD DE LA JUSTICIA, MADRID
El proyecto surge como el natural desenlace entre dos tensiones yuxtapuestas una interna, relativa a la dimensión y estructuración del programa y otra externa, respecto al volumen cilíndrico condicionado por la ordenación del campus.
Como ocurre en el juguete, cuyo nombre sirve de lema, en la propuesta ambas premisas encuentran su correcto acoplamiento al encapsular el cilindro los volúmenes autónomos que conforman la acción desarrollada en le interior del edificio.
Principio medioambiental y energético.
Al igual que en el juego se genera la “nieve” como atmósfera propia de la escena interior, en el interior del cilindro envolvente se produce una aclimatación pasiva del ambiente exterior de manera que los edificios contenidos se desenvuelvan en un ambiente amortiguado, reduciéndose al mínimo las necesidades energéticas de estos para su climatización.
Atendiendo a la naturaleza del programa y a las restricciones de acceso, el edificio se descompone sobre la rasante en tres volúmenes poliédricos funcionalmente especializados. Los dos primeros responden esquemáticamente a juzgados y salas de vistas, vinculados en cada planta por una pasarela para los jueces mientras que el tercer volumen alberga los servicios jurídicos y cuerpos de seguridad.
Las áreas de detenidos ocupan el sótano segundo ya que están vinculadas al acceso rodado a través del túnel.

[ENGLISH]
[FRANÇAIS]

SIGUIENTE